El fin de una era

Hace un par de meses ocurrió: el famoso “puente de Borja” (oficialmente llamado Queensferry Crossing) izó la última dovela uniendo así por fin el lado Norte y el lado Sur del Firth of Forth.

queensferry-crossing-complete-scotland-last-piece-815552

¡Fue muy emocionante! Había tanta expectación por ver cómo se subía el último segmento, que se retransmitió en directo a través de la página web del Queensferry Crossing (aunque no os vamos a engañar, no era el vídeo más emocionante del mundo, pues tardaron varias horas en subir el segmento). Sin embargo, mientras estábamos Sigue leyendo

Lo que mal empieza, bien acaba (Zion Park)

El día que íbamos a Zion Park empezó mal, ¿Para qué os vamos a engañar?

En primer lugar, el jet lag nos despertó a las 4 y media de la mañana. Luego, la mochila para llevar agua que Borja había comprado para las excursiones del viaje, empezó a filtrar agua, por lo que no pudimos utilizarla. La noche anterior no logramos encontrar nada abierto para comprar algo para desayunar tranquilamente por la mañana, por lo que acabamos desayunando deprisa y corriendo un “burrito de desayuno” en una gasolinera Maverik (salimos bastante temprano y casi todo estaba cerrado). El burrito nos sentó fatal. Pero fatal, fatal, fatal. Por otro lado, al terminar el burrito e intentar abrir el coche, las llaves no funcionaban, y no podíamos ni arrancar el coche, ni abrir el maletero ni nada de nada… Menos mal que el pánico sólo duró cinco minutos y el coche volvió a la normalidad… Pero lo peor de todo, fue que hicimos un alto en el camino ya que estabamos con la tripa super revuelta y para buscar la tarjeta de entrada a los parques. Como había que firmarla, lo hicimos encima del capó del coche, dejando ahí la cartera de Borja con el DNI, carné de conducir, tarjetas de crédito… Pero no nos dimos cuenta hasta que llegamos al parque, y por supuesto tuvimos que dar la vuelta, con pocas o ninguna esperanza de encontrarla…

Zion Park

Y fue justo en ese punto cuando el día dejó de ir mal, y empezó un día estupendo: encontramos la cartera de Borja con todas las tarjetas (es verdad que la cartera había sido atropellada varias veces, que todas las tarjetas se habían salido por el medio de la carretera y que algunas estaban dobladas o incluso rotas, pero el DNI, carné y las tarjetas del banco estaban intactas). Tras recoger todo de mitad de la carretera, nos pusimos de nuevo camino a Zion Park para hacer la primera de nuestras excursiones del día: Angels Landing. Sigue leyendo

CASH OUT!!!

Los que nos conozcáis sabréis que no somos mucho de casinos ni de apostar dinero… Aunque este año, decidimos hacer una excepción y probar suerte en una máquina tragaperras de Las Vegas, por eso de poder decir que lo hemos probado al menos vez en la vida.  ¿Y sabéis qué? No se nos dio nada mal, de hecho todo lo contrario… A decir verdad, salimos de Las Vegas con más dinero del que teníamos en un principio, aunque no todo fue gracias a los casinos, sino  que fue una cuestión de mucha, mucha suerte…

Family en Las Vegas

Pero empecemos por el principio. Este año decidimos establecer en las Las Vegas el punto de inicio de nuestra Luna de Miel para Sigue leyendo

El Gran Día de Borjami 

Nadie puede prepararte para lo rapidísimo que se pasa el día de tu boda. Todos tus amigos y tus familiares te lo dirán una y otra vez: “disfruta que se pasa volando”, y de verdad es así: es una abrir y cerrar de ojos. Por suerte nosotros pudimos disfrutar de dos días :).

Debajo de la falda

El día 28 de Julio a las 10.30 de la mañana, en los juzgados de Soto del Real, se hizo oficial: nos casamos y obtuvimos nuestro libro de familia :). Sigue leyendo

Atascos, mejillones, ladrones y… El Ecce Homo

Este fue el primer verano desde hacía tiempo, en el que podemos decir que realmente disfrutamos del buen tiempo y de la buena que compañía que no siempre está cerca…

Tras pasar unos días en Madrid después de la boda, nos fuimos a Mojácar a disfrutar de la familia, del mar, de los pescaditos a la brasa… Y de vivir todo el día en bañador y chanclas, durmiendo siestas después de comer y paseando a los perros por la noche. Fueron unos días perfectos. Pero como ya sabéis que nos gusta mucho “trastear” de un lado para otro, tras cargar las pilas unos días nos dispusimos a empezar nuestra siguiente aventura veraniega: un road trip por el sur-oeste de Francia con nuestros amigos Pablo y Juan Carlos.

Los 4

Antes de entrar en el país vecino, hicimos una serie de “paradas técnicas” en Sigue leyendo

El Fringe o por qué Edimburgo “mola” en verano

Este año no hemos podido pasar todo el periodo del festival en Edimburgo como de costumbre (tampoco nos quejamos, pues hemos estado en España bajo el sol). Y aunque no hemos echado de menos las frescas -más bien frías- y lluviosas tardes de agosto tan características del verano escocés, sí que hemos echado de menos la vida de las calles de la ciudad durante el Fringe… Y es que la ciudad es completamente distinta durante el mes de agosto.

Borja y Tami en el Fringe 2016

Aunque repetimos esto año tras año, no nos cansaremos de decir cuantísimo merece la pena visitar Edimburgo durante la época del Fringe. Las calles, el ambiente, la gente… Todo se llena de color y de ruido.  Se ven personas por la calle vestidas de caracol, de los años 20, de carnaval, con marionetas o directamente sin vestir… Y te resulta lo más normal del mundo. Eso es el Fringe.

Sigue leyendo

¿Nervios? ¿Por qué?

Hoy hace justo una semana desde “el gran día de Borjami”.

Los días anteriores a la boda, la gente no paraba de preguntarme si estaba nerviosa, a lo que siempre contestaba que no. La mayoría, no satisfechos con mi respuesta, decían “bueno, seguro que un poquito”, pero la verdad, verdad, es que no estaba nada nerviosa. ¿No os dais cuenta de que me iba a casar con Borja? Eso no me ponía nerviosa, me ponía muy contenta.

Boda Borjami

Los que conozcáis a Borja sabréis que es una persona excepcional. No es que lo diga ahora (que tengo razones obvias para decirlo), también lo decía cuando éramos sólo amigos. Si necesitas algo, sabes que se lo puedes pedir y que te va ayudar. Sea lo que sea. Ya sea grabar un corto para la universidad (lo digo por experiencia), hacer una mudanza o simplemente hablar sobre algo que te preocupa, Borja siempre está ahí, y siempre sin esperar nada a cambio.

Winnie the Pooh

Los que le conozcáis, también sabréis que tiene una paciencia infinita. Le he visto caminar de rodillas mientras una niña lo llevaba atado a una correa diciendo que era su gato sin perder la sonrisa. Le he visto aguantar lo inaguantable en varias situaciones sin perder la compostura mientras yo perdía los nervios. Y le he visto todo los días en casa aguantando mis manías y mis reglas sobre cómo ordenar la casa sin rechistar ni una sola vez y sin odiarme por ello (aunque la mayoría de las veces no haga caso :P).

Borja y Tami Mojacar

Los que conozcáis a Borja, también sabréis que es un niño grande. Pero los que me conozcáis a mi, también sabréis que yo también (será por eso que nos llevamos tan bien). Nuestra casa está llena de legos, peluches y juegos de lo más variado (hasta tenemos un circuito de canicas).

Borja es la persona que más me hace reír del mundo (ya sea con sus cosquillas asesinas, con sus frases y sus acciones irracionales mientras está dormido o con sus bailes en la cocina mientras hacemos la cena) y también la que más me hace enfadar cuando se olvida de poner la lavadora, me pega mocos o llega a casa con un montón de helado cuando va al supermercado a “comprar verduras”. Sigue leyendo