Here comes the Sun…

el

¡Vaya semana movidita! Bueno, más bien vaya fin de semana, la semana ha sido un rollo trabajando como siempre… Pero el fin de semana ha sido de lo más divertido.

El viernes estuvimos de pintas con los compis de la ofi de Tami. La verdad es que no pensábamos estar mucho tiempo, pero al final se nos hizo “tardísimo”. Hasta se nos unió Jaime a las últimas, lo malo es que al pobre le tiraron una pinta entera por encima del pantalón… Pero a parte de eso fue una tarde muy entretenida.

SERPS

El sábado nos enteramos de que había un festival en Meadows, uno de los parques de Edimburgo, así que decidimos ir a pasar allí el día. ¡Había muchísimo ambiente! Un montón de puestecitos de comida, una feria, tiendas de cosas de segunda mano… ¡Estaba muy bien!

Fest at Meadows

Allí nos encontramos con Adam, Sara y Emily (el compi de la ofi de Borja, su novia y su hija), además de con el primo Jaime, Jaime y Nadeem (y también con los chicos españoles que conocimos en el bar, aunque para ser sinceros, tampoco pasamos demasiado tiempo con ellos). Hubo varios conciertos muy chulos: desde un grupo reggae-raro, pasando por samba, indie y ska.

Lo malo de hacer un festival al aire libre en Edimburgo en el mes de junio, es que el tiempo puede jugarte malas pasadas. Y por supuesto, el sábado fue uno de esos días en los que las 4 estaciones del año hacen su aparición en tan sólo unas horas. Estuvimos en manga corta, en abrigo, con sudadera, con sudadera “remangada”… Y por supuesto no faltó un súper chaparrón.

Meadow Festival

Algo que nos resultó muy curioso del festival, es que había todo tipo de gente:  grupos de padres con niños, grupos de adolescentes fumando hierbas prohibidas, gente bebiendo cervezas, hipsters, perro-flautas (de los cuales un 90% eran españoles), indies, gente disfrazada, travestis, punkys… Era una mezcla de lo más variopinta, y aun así había un “buen rollo” en el ambiente de lo más recomendable. Además todo el mundo estaba con su bolsa de basura, y basuras y latas acabaron todas recogidas por sus dueños. Un ejemplo a seguir.

Por la noche acabamos tan cansados del festival que caímos redondos (aunque algunos valientes como Jaime se atrevieron a ir a una fiesta de crepes) pero nos vino muy bien para cargar las pilas para el domingo.

Con esto de que tenemos coche, estamos cogiendo la costumbre de hacer excursiones por los alrededores los domingos. Este domingo fuimos a la Abadía de Melrose y al castillo de Bamburgh (que por cierto, estaba en Inglaterra). Lo mejor de la excursión, a parte de los sitios que visitamos, que eran una auténtica pasada, fue que el tiempo era estupendo, hizo sol todo el día, y nos animamos a sacar el pantalón corto del armario.

Al sol

De camino a la primera parada (la abadía), encontramos un puente al más estilo “Harry Potter”, y por supuesto Tami insistió en parar (al final, de una forma un otra siempre acabamos hablando de puentes en todos nuestros posts). El puente estaba sobre el río Tweed (como las chaquetas de los “modernitos”), y era una pasada.

Tweed River

La siguiente parada del camino fue en la Abadía de Melrose, donde aprovechamos para tomarnos el primer helado de la temporada aprovechando que hacía calor de verano (escocés). La Abadía fue construída en el año 1136, y en ella está enterrado el corazón de uno de los reyes más importantes de Escocia, “Robert the Bruce”, que echó a las tropas inglesas de estas tierras. Hoy en día sólo quedan algunos restos de la abadía, pues tuvo que vivir la guerra de la independencia escocesa, la guerra civil inglesa… Pero la verdad es que es muy bonita.

Abadía de Melrose

El útlimo punto del camino estaba en el Castillo de Bamburgh, que se encuentra al lado de una playa. Para llegar a la playa hay que atravesar una zona de dunas de arena finísma que podría hacer la compentencia a muchas playas españolas si no fuese por el tiempo, y por la temperatura del agua (nos metimos los 4 a “probar el agua” y al cabo de 5 segundos empiezas a dejar de sentir los pies. No es broma).

Bamburgh Castle

Aprovechamos para hacer un picnic en la playa y para dar un paseo, para reponer fuerzas para el viaje de vuelta y sobre todo para la semana… Aunque por lo menos tenemos la motivación de que el fin de semana que viene nos vamos a visitar a Javier a Malta ¡Sol y playa de verdad! Así que en el próximo post, habrá un cambio de escenario y sobre todo, de ropa.

¡Feliz semana a todos!

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. F.Javier Garcia Brun dice:

    Que alegría nos da ver que lo pasais tan bien. El cochecito os da otra vidilla, que todo no va a ser trabajar.
    Animo que ya os queda menos para ver a Javier y pasar calor mediterraneo.
    Un beso
    Papizzi

    1. borjami dice:

      ¡Muchas gracias papichis!

      La verdad es que tener coche en una pasada, así podemos conocer los alrededores, que ahora en primavera están preciosos. Tenemos muchas ganas de que llegue el fin de semana 🙂 y también de veros a vosotros 🙂 ya no queda nada.

      Un besito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.