Los “findes” al Sol

Escocia se ha apiadado de nosotros por un fin de semana.

Después de hacer lo imposible por intentar ir a España en verano (mirar vuelos a todas las ciudades, fechas etc), y no conseguirlo (el precio es imposible, y los días que podemos permitirnos los billetes, no nos dan vacaciones), el tiempo ha decidido darnos un respiro éste fin de semana dándonos una temperatura que ya quisiéramos tener durante algún fin de semana de verano… ¡Hasta nos hemos puesto morenos! (Bueno, vale, rojos… Pero aquí al rojo cangrejo se le llama moreno). Y menos mal, pues el otro día un chico preguntó a Tami que si era nórdica, y como está más que claro que no lo dijo ni por la altura, ni por el pelo rubio, ni por los ojos claros, sólo pudo ser por el blanco de la piel. Y eso asusta.

Roslyn

Como una oportunidad así no se puede desperdiciar, todos nuestros planes fueron al aire libre.

El viernes el día empezó en Inverleith park. Cuando Borja salió de trabajar, se unió también a pasar allí la tarde, pero no penséis que estábamos solos: como el sol aquí no se algo muy común, el parque estaba lleno de gente con mantas de picnic, entre ellos una compañera de trabajo de Borja y su marido. Así que pasamos allí la tarde con ellos jugando al frisbee y charlando hasta que empezó a hacer fresquito. No nos perdimos ni un rayo de sol. 🙂

Al sol en el campo

Al día siguiente empezamos como casi todos los sábados en el “Park run”. El Park Run es una carrera popular que tiene lugar  durante los fines de semana en la zona de Crammond. Para correr ahí, tienes que apuntarte por internet y te dan un código de barras, que al pasarlo por meta, te dice el tiempo que has hecho, la posición, etc. Y te van dando puntos. Como seguro que más de uno os lo estáis preguntando: no, con los puntos no dan nada, pero es una buena forma de empezar el fin de semana con energía y haciendo ejercicio. Siempre vamos con “el otro Borja” que por cierto siempre acaba entre  las posiciones 1-4… ¡Es un crack!

Parkrun

Después de desayunar nos pusimos pantalón corto sin pensarlo dos veces, y nos fuimos al parque con Emily (su madre está de exámenes y necesitaba que alguien estuviera con ella un rato para poder estudiar). La verdad es que lo pasamos muy bien, y fue como ir al gimnasio y hacer pesas, pues nos pasamos gran parte del tiempo empujando un columpio. Es curioso que con la temperatura que hizo el sábado, en España ni se nos habría pasado por la cabeza  ponernos pantalón corto, pero aquí 13 grados son 13 grados. Hay que decir que nos creíamos “escoceses” por haber salido a la calle en pantalón corto con 13 grados, pero lo cierto es que en el periódico hemos visto fotos de personas en la playa en bañador metidos en el agua y tomando el sol. Aun nos queda muuuuucha ropa que quitarnos.

Emily y Tami

Después de la mañana de parque, nos fuimos todos de barbacoa a Roslyn, a casa de Juan Carlos. La verdad es que fue muy agradable, además en el jardín de su casa hay una finca con caballos lo cual era bastante curioso. Después de la barbacoa decidimos dar un paseo por la zona de la capilla de Roslyn (la del libro “El código DaVinci”), pero para ser sinceros, lo único que hicimos fue pasar de estar sentados al sol en un jardín, a estar sentados al sol al lado de una capilla. Pero es que en cuanto sale un rayito por aquí, te invade el cuerpo el síndrome “lagarto”: Hay que ponerse al sol para calentar la sangre. Aun asi fue muy divertido :). Para rematar el día fuimos todos a cenar a casa de Sara para celebrar que se va a su nuevo piso que es una pasada.

Barbacoa at JC´s

El domingo volvió a salir soleado, aunque la verdad es que engañaba un poco, porque una vez más nos pusimos pantalón corto y pasamos un poco de frío… Pero aun así disfrutramos de un picnic en el parque. Y menos mal, porque por supuesto las nubes ya han vuelto a la ciudad,  y la lluvia va a ser la protagonista de los próximos 5 días.

Esperamos que hayáis pasado todos una Semana Santa buenísima. Aquí no ha habido vacaciones, aunque sí que celebramos la pascua con unas torrijas con la “receta de la abuela” y con un huevo enorme de chocolate que regalaron a Tami en la oficina.

Huevo de pascua

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.