Ese extraño momento en el que se agradece “la sombra” en Escocia

el

A pesar de todos los pronósticos catastrofistas que tanto parecen gustar en Reino Unido, éste verano está siendo muy, muy bueno (en cuanto a temperatura) tanto que a veces hay que ponerse a la sombra porque el sol pega a base de bien. Lo malo es que como ha llegado el calor de golpe, las plantas se creen que es primavera y hay unos niveles de alergia que ni en pleno mayo en Madrid.

Así que no nos ha quedado más remedio que quitar el polvo a la crema solar, sacar la “ropa de verano”, y salir a la calle a disfrutar de la vitamina D. ¡Y de eso pudo beneficiarse también nuestra última visita! Que fueron Gus y Marga. De hecho el mismo día en el que aterrizaron pudieron disfrutar de una pinta en manga corta en una de nuestras zonas favoritas de la ciudad, “The Shore”. (Aunque también sufrieron algún que otro chaparrón).

Con Gus y Marga

Gus de hecho, ha venido para quedarse un mes con nuestros amigos Adam, Sarah y Emily para mejorar el inglés.

Sin duda, el plan más curioso que vivieron Gus y Marga en su fin de semana en Edimburgo, fue la carrera de patitos de goma, que éste año celebraba su 25º Edición.

Patitos

Durante las semanas previas puedes comprar en las tiendas de la zona, patos para participar. Cada pato cuesta una libra y media, y es para causas benéficas. Si tu pato gana, ¡Te llevas un premio!. El año pasado nos la perdimos, pero éste año la teníamos apuntada a fuego en el calendario para que no se nos volviese a pasar.

Duck Race

Lo malo, es que cuando compras un pato, en realidad lo que haces es comprar “un número”, es decir, si gana el pato 234 y has comprado ese número, te llevas el premio. En ningún caso coges a tu pato físicamente, lo cual fue una decepción sobre todo para Tami, que hasta se había planteando “customizarlo”.

La carrera de patos tiene lugar en el “Water of Leith”, el río de Edimburgo. Los patos empiezan la carrera en el puente de Stockbridge a ritmo de gaitas (como no podría ser de otra forma) y tenemos la teoría de que llegan hasta el siguiente puente (había mucha gente y no pudimos llegar al final). La verdad es que es algo muy curioso y totalmente recomendable. El vídeo es de una edición anterior, pero es para que os hagáis una idea :).

Otro plan que hemos podido llevar a cabo ha sido una barbacoa en la playa de Portobello. Eso llevaba ya tiempo en el tintero, pero nunca hacía el sol suficiente como para hacerlo… De hecho hay que decir que Borja (el otro Borja) se bañó, y hay pruebas.

En la playa

El resto metimos sólo los pies en el agua gélida escocesa en plan: “al menos podemos decir que lo hemos intentado”. En definitiva, la barbacoa fue un éxito, aunque por supuesto la lluvia nos atacó. Tuvimos mucha suerte, pues tras 10 minutos salió un sol radiante y nos pasamos la tarde jugando al frisbee y volando la cometa (gracias a Marga, Gus y Jorge por los geniales regalos), hasta tal punto que al día siguiente todos teníamos agujetas… Si es que estamos mayores ya…

Jugando en la playa

Otro plan típico de verano es… ¡El camping anual! Que se está convirtiendo ya en una tradición con Adam, Sarah y Emily. Éste año además, se nos unió Gus.

De camping

El camping de éste año no fue tan espectacular como el del año pasado, que acampamos al lado de un lago rodeados de millones de ranas pequeñitas. Pero el camping estaba muy bien, y muy cerca de la muralla de Adriano, que es la muralla que marcaba los límites del imperio Romano en Reino Unido. La muralla fue construida entre los años 122 y 132 por orden del emperador romano Adriano, y hoy en día es Patrimonio de la Humanidad. Por supuesto no faltó una excursión a la zona.

Muralla de Adriano

Como hemos dicho, en ésta camping no había ranas, pero sí “Geordies”, que son los de la zona de Newcastle, y que -por lo general- tienen fama de ser un poco “chonis”. Bueno, pues a riesgo de caer en un tópico, nuestros vecinos de tienda eran de esa zona y… ¡Madre mia! Con decir que desayunaban ya a “copazos”, que dormían 4 en una tienda diminuta, y que no salieron del camping en todo el fin de semana, os podéis hacer una idea.

Una de las noches estuvieron hablando con los chicos para que conocieran “el acento” de la zona e intentando convencerles de que tenían que ver “Geordie Shore” (que es como Gandía Shore) porque era un programa que estaba muy bien. ¿Lo vamos a ver? No. Ya tuvimos suficientes con verlos a ellos. Lo cual por cierto, nos supuso una llamada de atención por parte de la dirección del camping porque estaban haciendo mucho ruido, y nos recomendaron no juntarnos con ellos. Ahí lo dejamos.

Pero a pesar de eso, en general la experiencia fue muy positiva, y el tiempo fue estupendo. La última noche si llovió muchísimo, y lo peor fue que empezó cuando volvíamos de excursión, con lo cual llegamos todos calados hasta las cejas, pero de momento nadie se ha puesto malo :P.

Emily & Tami

¡Feliz semana a todos!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.