Agosto: Festival de las visitas

En el mes de agosto Edimburgo multiplica su población (y sus precios) debido al famoso festival anual, el “Fringe“.

Este año lo aprovechamos mucho más y estuvimos en varias actuaciones: cómicos, magos, musicales, fiestas, bailes, cabarets, circos… ¡Es imposible aburrirse! Llega incluso a ser algo agobiante, pues cosas tan cotidianas como dar un paseo por la “Royal Mile” se convierten en una auténtica gymkhana.

Fringe

A pesar de eso, siempre animamos a nuestros amigos y familiares a venir a visitarnos durante el mes de agosto, porque aunque el avión suele ser más caro, la experiencia que te llevas de la ciudad es totalmente distinta. Este año nuestros amigos se lo tomaron muy en serio y tuvimos “el hotel” lleno todos los fines de semana.

Bar del Fringe

El primer fin de semana llegó nuestro amigo Pedro de Murcia cargado de melocotones (es el encargo más raro que hemos hecho a una visita, pero un verano sin melocotones es muy duro).

Con Pedro fuimos a una de las primeras actividades del festival que se llamaba literalmente “fiesta de música de mierda”. ¡Fue súper divertido! Era básicamente una habitación en el que había un DJ que aceptaba todo tipo de peticiones musicales siempre y cuando considerase que eran canciones de “mierda”. No faltaron los Back Street Boys, Justin Bieber, Cher, David Hasselhoff … Hasta Los del Río y Las Ketchup tuvieron unos minutos de gloria.

Crap party

También hicimos un tour para visitar el lado “más oscuro” de la ciudad, dónde nos contaron las historias más tenebrosas que esconde Edimburgo. Además descubrimos un montón de sitios e historias nuevas con las que ahora “aburrimos” a nuestras visitas.

Con Pedro

La segunda en llegar al hotel “Borjami” fue Tere, que nos hizo una visita express desde Londres. Con Tere, a parte de la típica visita turística de la ciudad, fuimos a otra fiesta en la que actuaba el que se supone mejor video-DJ del mundo, que mezclaba música con vídeos de YouTube.

Con Tere

Además el DJ regalaba unos “palos de luz” que estaban muy cotizados. Por alguna razón, empezamos la noche con uno, y acabamos teniendo hasta para regalar.

Al final de la fiesta nos fuimos al “antro” donde trabaja nuestro amigo Adam y fuimos la envidia de todo el mundo. La verdad es que el palo recordaba mucho a una trampa de mosquitos: era ponerlo a funcionar y un montón de borrachos se arremolinaba alrededor para intentar cogerlo.

El famoso palo de luz

Los siguientes en venir fueron los primos Jorge y Cris, que estuvieron en Edimburgo poco más de 24h, pero que aprovecharon al máximo y además haciendo cosas típicas, pues con ellos fuimos a bailar a un Ceilidh :).

Aunque al principio estaban un poco cortadillos, pero al final se animaron y bailaron todas las canciones como unos auténticos escoceses ¡Lo pasaron muy bien!

Como Jorge es ingeniero, la visita al puente no faltó ¡Tenía que ver como iba la ferralla! 😛

Jorge y Cris

La última visita del mes también fue por partida doble: Asun y Ana Pilar. Una venía de visita, y la otra para quedarse (sí, una española más en el paraiso).

Con ellas fuimos a la región de los lagos, pues Asun había estado allí de jóven (con esto no queremos decir en absoluto que no sigas siendo joven, guapa, ¿Vale mami :P?) estudiando inglés en un pequeño pueblo llamado Keswick. Allí  ayudaba en una escuela de verano para niños con minusvalías.

Lake District

La región de los lagos es una zona muy bonita en Cumbria, al noreste de Inglaterra. Es un sitio que se tiene que ver paseando, pues tiene muchísimas rutas de senderismo para descubrir la zona. Entre las cosas que se pueden visitar (a parte de lagos obviamente) hay círculos de piedra como los de Stonehenge, pero más pequeñitos y sin turistas (sólo alguna vaca que hizo que “alguien” saltase una valla al más puro estilo ninja porque creía que iban a atacar).

Stone Circle

Fue muy gracioso porque conseguimos encontrar la casa justo dónde Asun trabajaba, que casualmente ahora es como un sitio de campamentos religiosos en los que sólo había chicas. Chicas que, al oir el coche, salieron a la ventana y que nada más ver a Borja nos invitaron a entrar mientras le desnudaban con la mirada. ¡Era súper cómico! Borja estaba súper incómodo, y las chicas iban formando “corrito” alrededor preguntando sobre lo que hacíamos con nuestras vidas… Pero sólo miraban a Borja. Además poco a poco el tema de conversación se fue apagando hasta que llegamos al punto de “silencio incómodo” momento en el que decidimos que era hora de huir de ahí.

Las novias de Borja

La verdad es que ha sido un mes de agosto de lo más ajetreado. Estábamos un poco preocupados creyendo que íbamos a notar la falta de playa, pero lo cierto es que al final no nos ha dado tiempo. Ha sido un mes de lo más entretenido y sobre todo, con la mejor compañía.

El mes terminó además con uno de nuestros eventos favoritos de la ciudad, los fuegos artificiales del castillo sincronizados con el concierto anual de música clásica.

Fuegos en Edimburgo

¡Gracias a todos por haber venido y mucha suerte a Ana con ésta nueva etapa en Edimburgo! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s