De ‘guiris’ por Londres

el

Nos hemos hecho de pueblo. Bueno, de pueblo, pueblo no, más bien de ciudad pequeña. Cada vez que viajamos a Londres nos agobiamos bastante: aglomeraciones, gente corriendo de un lado para otro, empujones en el metro… Aunque todo eso tiene un lado positivo: nos recuerda a Madrid.

Borjami en Londres

Durante nuestra última visita a Londres, decidimos hacer actividades que no hubiésemos hecho nunca, pues al final siempre que pasamos unos días en la ciudad, acabamos en los mismos sitios… Así que nos hicimos una lista de ‘objetivos’ que teníamos que cumplir :).

Calles de Londres

El primero de todos era visitar los estudios de Harry Potter (como ya os contamos en un post anterior), seguido de ver un musical, una exposición de Lego, el museo Británico y visitar la zona de Greenwich. Todo parecía muy fácil :). Pero como no podía ser de otra forma, hubo una serie de acontecimientos que complicaron un poco alguno de los objetivos…

Todo empezó el día que íbamos al musical (Charlie y la Fábrica de Chocolate). Fuimos a recoger las entradas sobre las tres de la tarde, nada más terminar de comer, en una hamburguesería más que recomendable llamada Meat Market, en Covent Garden. Al señor de la taquilla le costó un poco encontrar nuestras entradas, y tuvo que mirar varias veces el número de reserva… Por suerte al final las encontró… Eso sí, no estaban con el resto de entradas. Después de guardarlas, nos fuimos a un bar con nuestras amigas Joyce y Clara (ambas viven en Londres) y estuvimos tomando algo esperando a que empezase el musical a las siete de la tarde.

Clara, Joyce y Tami

Cuando por fin llegamos al teatro y entramos hasta prácticamente nuestros sitios, nos dimos cuenta de que en nuestras entradas ponía que nuestra sesión era la de las dos de la tarde, y no la de las siete… Borja sugirió no decir nada, y entrar a ver la obra sin más, pero claro… Nuestros sitios iban a estar ocupados, así que tuvimos que salir y avisar a la persona de la taquilla, que por cierto era la misma que nos había dado las entradas por la mañana. Tras explicarle la situación, nos dijo que no se podía hacer nada… ¡Y eso que nos había visto irnos a las tres de la tarde con las entradas y no nos dijo nada! Pero por suerte tras hablar un rato con el, nos dio unas entradas nuevas ¡menos mal! El musical estuvo muy bien, aunque nos sigue gustando más Matilda.

Al día siguiente visitamos el Museo Británico por la mañana :).

Museo Británico

A pesar de que hemos estado en Londres un montón de veces, era la primera vez que íbamos, y fue una pasada :). Visitamos principalmente la zona de Egipto, que tiene una colección espectacular, incluyendo innumerables momias perfectamente conservadas. Eso sí, el museo es enorme, es totalmente imposible verlo en un día. Además el día que fuimos nosotros, estaba todo lleno de gente (en ocasiones resultaba incluso agobiante). De hecho, para poder ver la Piedra Rosetta había casi que pedir audiencia… No os podéis imaginar que aglomeraciones se formaban.

Jeroglíficos

Donde hubo mucho menos aglomeración fue en en la exposición de Lego de Brick Lane. Seguro que muchos de vosotros cuando pensáis en una exposición de Lego os imagináis las típicas casitas y construcciones que podéis encontrar en las tiendas, pero la exposición que vimos iba mucho más allá:

Exposición de Lego

El artista había creado verdaderas esculturas a base de piececitas de plástico. ¡Era una pasada! Además, los que conocéis a Borja, sabéis que es un fanático de Lego, por lo que la exposición le gustó muchísimo (sobre todo la parte final donde podías construir cosas con las piezas de colores).

Lego expo

Otra de las cosas de nuestra lista, era visitar Greenwich, que posiblemente muchos conoceréis por ser uno de los lugares más conocidos por donde pasa el Meridiano Origen y que en 1996 fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Colegio Real Naval

Hay 3 cosas principales en Greenwich que no te puedes perder: El Observatorio (desde donde hay unas vistas de la ciudad espectaculares), el Antiguo Colegio Real Naval (que ahora es una universidad) y el barco Cutty Sark, que fue uno de los últimos veleros tipo ‘clipper‘ en ser construidos (y sí, también es una marca de whisky :P).

Cutty Sark

Y con la visita a Greenwich acabó nuestra visita a la capital de Inglaterra y tuvimos que volver al trabajo… Aunque lo peor de todo no fue eso, si no despedirnos de nuestras amigas de Londres (Clara, Joyce, Klaudia y Silvia) hasta la próxima vez que vayamos para allá, o mejor, hasta que vengan ellas a visitarnos a Edimburgo :). ¡Os echamos de menos chicas!

Clara, Joyce, Borja y Tami

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.