Kalalau: mosquitos, sudor y lágrimas

Sabíamos a lo que íbamos. Eso desde luego. Nos habíamos preparado bien: teníamos comida de sobra, pastillas potabilizadoras para el agua de la catarata y los riachuelos, zapatillas de agua para cruzar los ríos, tienda de campaña, saco de dormir, anti-mosquitos, linternas, tiritas (no se puede salir de casa sin tiritas), crema para el sol,…